Noticias

Sandra Cuevas retiró un mural del Mercado Martínez de la Torre en Cuauhtémoc.

Sandra Cuevas ordenó la remoción del mural Mercado Juárez, así como el de la fachada del Mercado Martínez de la Torre en la colonia Guerrero denominado Muro Colectivo, en noviembre de 2021.

Lo anterior se justifica con la afirmación de que añade un toque de “innovación de primer mundo”.

Desde 2015, diferentes colectivos artísticos han levantado este espacio de “arte urbano”.

El proyecto fue creado para conmemorar el 58 aniversario del mercado, así como el 30 aniversario de la reconstrucción del barrio tras el terremoto de 1985.

Como participante del mural que fue retirado, Mary Gloria Fournier, activista y asesora cultural del barrio, explicó que no solo se opone a su retiro, sino también al “olvido social” de la comunidad.

Lo importante, agregó, es crear espacios para que los jóvenes se expresen para que “los podamos alejar de actividades ilícitas, a través de acciones que promuevan la convivencia comunitaria”.

También afirmó que los administradores del mercado informaron a los inquilinos y asistentes que el mural necesitaba mantenimiento debido a la alta humedad en el área, pero que “se volvería a colocar un mural”.

“Empezaron a poner una estructura en la fachada en diciembre que parece un centro comercial, y les dije a los administradores que con eso no iban a poder hacer un mural allí, que sería imposible”, afirmó.

Continuó diciendo que la organización tiene como objetivo proteger el patrimonio cultural, arquitectónico y social de la colonia.

Los jóvenes empezarán a poner “sus firmas” de forma clandestina si no hay espacios para el arte urbano y poco a poco se van quitando, según Fournier.

Afirmó que las autoridades de demarcación tienen sus datos y que las puertas para dialogar sobre el tema están abiertas, y que están trabajando juntos para buscar formas de reducir la violencia.

Otro punto negativo que identifican los artistas urbanos es la “burocracia”, ya que deben pasar por un sinfín de trámites para plasmar su obra con el fin de recuperar un espacio público con arte: “Nosotros no debemos pedir permiso, porque servimos a la comunidad, y ellos no pueden”. condicionar nuestro espacio.” “Todo lo que tenemos ahora es resiliencia después de estos actos de autoritarismo”, dijo.

CAMARADA

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba