Noticias

Pascual fomenta el relevo generacional becando a los hijos de los ganaderos.

Pascual fomenta el relevo generacional en el campo castellano y león becando a los hijos de ganaderos, con el objetivo de evitar el abandono de explotaciones ganaderas y agrícolas de la región. Esta ayuda beneficiará a un total de 12 estudiantes de todo el país, cuatro de Castilla y León, dos de Palencia y dos más de Zamora.

El acto de entrega de las I becas a alumnos e hijos de ganaderos se ha celebrado este martes en la fábrica Calidad Pascual de Aranda de Duero (Burgos), y ha contado con la presencia del consejero de Educación, Roco Lucas, el presidente de Pascual, Tomás Pascual, así como algunos de los estudiantes encargados de recibir esta beca, junto con sus padres.

Según Pascual, la idea detrás de esta iniciativa privada era combatir la despoblación rural a través de un programa de becas para los hijos de ganaderos y agricultores, promoviendo así el relevo generacional en las fincas locales.

De esta forma, la empresa financia los estudios de jóvenes ganaderos en disciplinas afines al sector primario a través de estas becas. Joaquín Lorenzo, Director de Compras Agropecuarias de Pascual, explicó: “Esta iniciativa es el último paso que estamos dando para asegurar que los jóvenes continúen en las fincas”. Estas becas permitirán a estos estudiantes continuar su educación y seguir una carrera que les permitirá continuar con el negocio familiar.

“Nuestro objetivo es darle continuidad y alcance a este programa para que pueda repetirse cada año académico”, dijo, y agregó que las futuras ediciones incluirán a jóvenes agricultores locales.

Estas becas de formación reglada van acompañadas de un plan de formación de alto rendimiento, impartido por Pascual, para preparar a estos jóvenes para el empleo en las empresas familiares. “Cuando vengáis a la finca, tendréis un plan individualizado y una formación multidisciplinar con técnicos de alto nivel en las líneas principales que necesitéis saber”, explicó a los alumnos. La sostenibilidad, el medio ambiente, la reproducción, la seguridad alimentaria y la gestión empresarial son algunos de los temas tratados en esta formación.

“Las empresas del sector agroalimentario deben tomar la iniciativa y empezar a aportar soluciones para asegurar la continuidad de las explotaciones ganaderas y agrícolas en Castilla y León”, apunta Joaquín Lorenzo. Las economías rurales requieren recursos tanto del sector privado como del gobierno para promover la industria agroalimentaria, que es un componente crítico en la estructuración del territorio y el establecimiento de la población en las zonas rurales». También inculca a los jóvenes la importancia de “dignificar mucho más la profesión”, una “tarea pendiente” en la ganadería.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sólo el 8,6 por ciento de los propietarios de explotaciones agrícolas o ganaderas tienen menos de 40 años, cifra que desciende al 7,73 por ciento en Castilla y León. «La despoblación es un grave problema ambiental, así como un desastre para la economía y el equilibrio entre las zonas rurales y urbanas. Finalmente, un sector primario débil significa menos producción local y de proximidad, lo que significa más importaciones y una mayor huella de carbono en la cadena de suministro, por no hablar de la dependencia de terceros países en un sector estratégico como el alimentario. Por otro lado, abandonar los ecosistemas rurales y los cultivos significa degradar nuestras tierras, campos y bosques, que tendrán una capacidad reducida para absorber CO2, según Lorenzo.

“Aquellos que vienen después de nosotros, aquellos que deben ayudarnos a enfrentar desafíos cada vez más complejos, son el futuro de los negocios”. Es por tus padres que eres ejemplar. Tienes un futuro brillante por delante porque hay numerosas oportunidades. Eres el inicio de un viaje que comienza en tu hogar y termina en las mesas de todos los españoles, tanto dentro como fuera de sus hogares. En vuestro trabajo tenéis el futuro de esta empresa, y en vuestras manos tenéis el futuro del campo español», concluyó Tomás Pascual, presidente de Pascual, en sus palabras a los becarios.

Rocío Lucas, la ministra de Educación, elogió la iniciativa en su discurso y dijo que “mejora no solo a la empresa y al sector, sino también a la sociedad de Castilla y León”. Continuó: “La educación pretende eso”. En esta línea, felicita a Pascual por su iniciativa privada y le asegura que la Junta considerará ideas y lo asistirá en “lo que” necesite, pero destaca que se trata de una “iniciativa privada”.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba