Noticias

Los sindicatos exigen un aumento del salario mínimo del 3,5% con una cláusula de revisión basada en el IPC.

Tras el fracaso del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), una especie de “acuerdo de acuerdos” que los dirigentes de las patronales y sindicatos empresariales renuevan cada tres años, UGT y CCOO han celebrado este jueves una cumbre con representantes de todas sus organizaciones federales en las que acordaron promover aumentos del salario mínimo del 3,5% a través de la negociación colectiva por sectores y empresas.

“Esta es una reunión sin precedentes porque no solo se han reunido las organizaciones confederales, sino también todas las organizaciones sectoriales, las federales, es decir, las que negocian convenios colectivos a diario”. Y el hecho de que se haya creado este formato tiene como objetivo enviar un mensaje claro a las organizaciones empresariales: esto es serio”, dijo unai sordo al concluir la reunión. “No permitiremos que una crisis de precios que los trabajadores no provocaron sea pagada por los trabajadores a través de sus salarios”. En consecuencia, cualquier contenido que no se haya podido resolver en la AENC se trasladará a todas las mesas de negociación”, explicó.

Las previsiones de inflación para 2022 muestran que seguirá aumentando, con una tasa de variación del 4% a diciembre y del 7,5% de media, según el Banco de España. Se espera que la inflación esté entre 2% y 3% en los años 2023 y 2024. “Podríamos haber pedido 8.4%, que es la tasa de inflación actual”, dijo Sordo, “pero hicimos una propuesta razonable con una cláusula de revisión salarial. .” Dicho de otro modo, la subida de este año (3,5%) es muy similar a la subida del 3,6% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

“Las empresas han subido los precios al menos en la misma medida que los materiales con los que trabajan, que es de donde viene la subida del IPC, y en consecuencia los trabajadores tenemos que subir los salarios en la misma dirección”, advirtió Pepe Álvarez. , quien advirtió que el inicio de las movilizaciones callejeras estará determinado por las posiciones negociadoras de las empresas; si no se llega a acuerdos, las movilizaciones comenzarán antes de fin de año. “No se trata de pasar por un proceso de movilización; se trata de pasar por un proceso de promoción de la negociación colectiva”. Debido a que los sindicatos han mantenido una posición extraordinariamente moderada en esta negociación, las movilizaciones estarán supeditadas a la posición de los patrones en la negociación colectiva”, agregó. Álvarez, Pepe

Noticias relacionadas

Por otro lado, ambos sindicatos han calificado de «irresponsabilidad» las amenazas de la CEOE a la posibilidad de «recoger», es decir, la posibilidad de no aplicar los acuerdos cuando existan «causas económicas, técnicas, organizativas o de producción». ” “No sé si la CEOE se da cuenta de que está jugando con fuego”, dijo Álvarez, “porque plantear los convenios colectivos de manera generalizada cuando la legislación los restringe a motivos muy concretos reaviva el enfoque sindical que la legislación de nuestro país necesita”. cambiado.”

“Cuando se trata de la desaparición de una empresa o despidos, el levantamiento de los patrones tiene que obedecer no a criterios generales en la negociación colectiva, sino a situaciones objetivas que se pueden dar en una determinada empresa en un momento determinado”, agregó. . Además, ha advertido a los empresarios que hay temas de reforma laboral en esta negociación colectiva que hay que trasladar a los convenios, y que si no se deshace la negociación colectiva, “no se van a unir”.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba