Noticias

Gustavo Petro ha sido imputado por el secuestro de un periodista por parte del M-19, según la AN.

La investigación es sobreseída por la fiscalía, y el juez sugiere que la familia demande al candidato presidencial colombiano.

MADRID, 30 de mayo. (PRENSA EUROPA) –

Una denuncia presentada contra el candidato presidencial de izquierda colombiano Gustavo Petro por el presunto secuestro del periodista Fernando González Pacheco por parte de la organización guerrillera M-19, de la que el político era miembro, fue admitida por el juez Joaquín Gadea de la Audiencia Nacional.

El juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción Número 6 explica en un auto obtenido por Europa Press el pasado 19 de mayo que la admisión se hace “al único efecto” de permitir que los familiares del periodista puedan demandar tras la negativa de la Fiscalía.

Según fuentes judiciales, el Ministerio Público ha interpuesto recurso de apelación alegando que se violó la competencia del tribunal porque la fiscalía no reconoció la conexión entre los hechos y la competencia del tribunal.

Un día después de que Petro ganara la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia con el 40,32 por ciento de los votos, la denuncia fue admitida a trámite.

El periodista habría sido secuestrado por la guerrilla y luego liberado en un punto no especificado entre 1977 y 1990. González Pacheco, una celebridad colombiana, murió de una afección cardíaca en Bogotá en 2014.

El magistrado señala que fuentes abiertas indican que González nació en España, lo que relaciona estos hechos con la Audiencia Nacional. El magistrado, no obstante, ordena a la Policía que investigue si el periodista “tenía nacionalidad española en el momento de los hechos denunciados” para respaldar su afirmación.

El juez Gade también pide que se determine si Petro “goza de la condición de amnistiado o indultado, y en especial si ha sido investigado, absuelto o condenado por los hechos” investigados, con la asistencia de las autoridades colombianas. Además, invita a Petro a declarar en tal calidad en el presente proceso para defenderse.

“DIFICILMENTE ASUMIBLE” PARA UNA

A pesar de ello, y ante el rechazo de la Fiscalía, el magistrado deja claro que la práctica de estas diligencias permitirá “aclarar, sin duda, la competencia de la jurisdicción española, y en concreto”, de la Corte para “comprobar si su investigación es procesalmente posible”.

Pese al «abrumador relato fáctico descrito en la querella», el juez advierte que la «extensión y aparente falta de puntos de conexión con la jurisdicción española» permite «especular que su conocimiento» es «difícilmente asumible por este Juzgado Central de Instrucción». ”

La denuncia de François Roger Cavard contra Petro recoge el auto y lo acusa de delitos inicialmente clasificados como crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

Petro “habría sido integrante” de la extinta guerrilla M-19, según el denunciante, quien durante al menos dos décadas (entre los años 70 y 80) utilizó sistemática e indiscriminadamente el secuestro, la tortura y el asesinato de personas.

asesinato con la intención de aniquilar a los que se le oponen

Se consideraban su enemigo.

LOS HECHOS DENUNCIADOS

Afirma en su escrito que se han producido “violaciones de derechos”.

Durante las décadas de los 80, Petro Urrego delinquió en Colombia.

Miles de personas fueron ejecutadas, miles fueron torturadas y miles desaparecieron durante las décadas de 1970 y 1980, y nadie ha rendido cuentas”.

El marco de tiempo del acusado para los hechos es de 1977 a 1990 e incluye ambas acciones.

cometidos dentro de Colombia y correctamente atribuidos a la organización M-19 en cuanto a acciones realizadas en colaboración con grupos paramilitares.

A pesar del extenso relato del juez y la revisión de los presuntos actos delictivos del grupo, deja en claro que se está considerando “solo el caso”.

del secuestro del periodista resultaría en una aparente conexión con la jurisdicción española (en este momento)”

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba