Noticias

Fue al gimnasio a hacer ejercicio, pero terminó en un ataúd; un hombre murió mientras usaba una caminadora.

Según uno de los usuarios de este gimnasio, Enrique estaba usando una caminadora cuando su cuerpo cayó sobre el aparato y aterrizó en el suelo.

Según este testimonio, uno de los hombres presentes informó de inmediato a la administración de lo ocurrido, y desde el mostrador donde se recibe a las personas, fue a buscar las llaves de los equipos de emergencia.

Pasaron los minutos mientras la víctima yacía en el suelo sin respirar. Eventualmente encontraron los cables y pudieron obtener un aparato que uno de los testigos describió como un desfibrilador.

Los entrenadores y paramédicos del lugar intentaron reanimar al hombre, pero a pesar de la RCP, no pudieron salvarlo.

El hecho ocurrió a las 8:30 am, pero testigos aseguran que las autoridades no llegaron al lugar hasta dentro de dos horas.

La causa más probable de la muerte fue un paro cardíaco, aunque serán los peritos de la Fiscalía capitalina quienes determinen cómo sucedieron los hechos.

Hasta el momento, poco se sabe sobre la identidad del hombre de su edad o si tenía alguna condición médica que pudiera haber contribuido a su muerte.

El cuerpo de la víctima será llevado al anfiteatro de la alcaldía, donde se le practicará la necropsia legal. Esto permitirá a las autoridades determinar quién es el culpable de su muerte.

Sigue leyendo:

Enrique Metinides, el legendario fotógrafo de notas rojas de México, ha muerto.

Niña come suavizante y muere en Morelos

¿Está muerta la enfermedad de Parkinson? Descubren por qué mueren las neuronas que causan enfermedades.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba