Noticias

¿Es divertida ‘Una historia de la literatura’ en TV-3?

“Tonterías indecentes”. «gamberro.» “Decir estupideces no tiene nada que ver con la irreverencia”. Así califican los usuarios de las redes sociales el último programa cultural de TV-3, ‘Una histria de laliteratura’, cuyo objetivo, según sus productores, es hablar de autores catalanes ilustres en un formato de humor surrealista. Caterina Albert-Vctor Català y Eugeni D’Ors, los dos autores que dieron título a los dos primeros capítulos, son utilizados como excusa para hacer un tipo de humor que muchos espectadores, sobre todo en el mundo editorial y de los libros, no conocen. parece entender o aceptar.

Se dice que Albert, por ejemplo, tuvo “una educación muy completa y formal”. “El título de ‘Solitut’ también podría tener que ser el de la biografía de la mujer de Killian Jornet”, o “no como el de los pobres de su tiempo que cagan en la calle haciendo el pino”. Estos datos biográficos paródicos se presentan de manera muy informal en los primeros minutos del programa -como puede verse-, pero luego la referencia al autor se convierte en una mínima excusa para jugarle la broma o a la anécdota personal (nada literaria) de los invitados, en este caso Tony Soler y Pair Moliner.

frivolidad moderna

Como la editora del Club Editor María Bohigas, quien ha publicado los cuentos completos del autor, así como algunos inéditos significativos, y define el espacio como “un programa de literatura en el que todo gira en torno al hecho de no leer”, la voluntad de no Ser riguroso es ya evidente en la primera línea del texto biográfico que da a luz a Albert en 1896, cuando en realidad lo hizo en el 69. La fórmula adecuada, según Eugenia Broggi, editora de L’Altra, es “ofrecer cultura en una manera frívola y supuestamente moderna”.

Los (pocos) partidarios del programa se basan en un malentendido perfectamente legal del juego, que consiste en prometer un espacio literario y luego hacer algo completamente diferente a él, una fórmula clásica del humor absurdo. El escritor Enric Gomà tuiteó: “El primer error es pensar en ‘Una historia de la literatura’ como un programa cultural”. Sin embargo, un dato más se suma al debate: el programa fue elegido por la Crida, una línea de promoción audiovisual impulsada por el Departamento de Cultura y la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que prioriza los contenidos culturales.

El debate, por otro lado, se extiende a la perenne queja de editores, libreros y autores en Cataluña sobre la falta de un programa dedicado al libro en los canales públicos catalanes, una realidad que ha tenido un éxito sostenido en países como Francia con Bernard Los programas históricos de Pivot (‘Apóstrofes’ o ‘Bouillon de Culture’) y Alemania con los de Marcel Reich Rаnicki. Tanto Francia como Alemania tienen programas literarios en sus estaciones de televisión pública hoy, que incluyen entrevistas tranquilas y en profundidad con los autores. Actualmente, la oferta de libros de la cadena autonómica se limita a solo 15 programas anuales de ‘Tot el temps del món’ de AnnGuitart (que sigue ese modelo de excelencia silenciosa, centrado en las novedades) y diez entregas de ‘El regreso de las lluvias’, apoyado por los clubs de lectura del Servei de Biblioteques de Cаtаlunyа.

El caso de BTV se ve agravado por el hecho de que abandonó toda su programación cultural en febrero, incluida ‘La cartelera’, ‘La familia Barris’ y el veterano ‘rtic’.

servicio de cultura

La despedida de ‘L’hora del lector’, el programa conducido por Emilio Manzano, que trasladaba a TV-3 la exitosa fórmula fraguada en BTV con ‘Saló de Lectura’, donde se apostaba lejos de la pedantería, los principales argumentos en contra aquellos que creen que un programa de libros es un veneno para las audiencias, aunque un canal público quizás debería anteponer la pedagogía y el servicio cultural a otras premisas, aunque un canal público quizás debería anteponer la pedagogía

Manzano reivindica la sencilla fórmula de “un presentador que ha leído los libros y un espacio en el que se discuten aportando ideas, con una voluntad prescriptiva” desde Mallorca, donde se mudó recientemente tras cerrar Pickwick, su productora (en la que realizó ‘Amb filosofia’). Manzano, un empresario probado, ha seguido proponiendo libros y programas culturales en la televisión catalana sin éxito durante la última década. “Creo que los editores y libreros deberían exigir que la televisión pública controle sus actividades culturales, pero parece haber un código de silencio y nadie se atreve a criticar a TV-3”. El periodista ignora que TV-3 no sirve como plataforma de información y promoción del panorama literario catalán actual. “Me mantengo al tanto de lo que se publica, y el campo está muy activo”. Hay grandes libros publicados por escritores de entre 30 y 40 años”.

encuentra el tono

Noticias relacionadas

Xavier Vidal, de Nollegiu, librero que tiene un espacio de prescripción de libros en el programa de radio de Josep Cun, cree que el gran problema de los programas culturales, que lleva años, es que “no se ha encontrado el tono”. Vidal cita tres tipos de programas audiovisuales en relación con ese tono: el más cerebral e intelectual “que no tenemos y que quizás debería estar en alguna parte, aunque nunca lo justifique su audiencia”; Otro modelo “que está muy bien”, dice, es la veterana ‘Página 2’ de TVE, que ha dirigido con éxito durante años Óscar López, en la que “se habla de libros, fundamentalmente novedades, no de lectura y literatura”. Luego está el modelo de radio ‘Ciutat Maragda’ de David Guzmán Catalunya Ràdio, que habla de lectura y literatura “para un público no excesivamente amplio”.

Ante esto, Vidal rompe una lanza en TV-3, a pesar de que hay un espacio informativo semanal en los informativos y que en Mes 324, Xavier Grassett consiguió incluir entrevistas a autores, incluidos poetas, en un programa de actualidad. “Esa transversalidad me parece mucho más efectiva e interesante”. Esto no quiere decir que un programa exclusivo de libros con un tono que entiende cómo conectarse con un lector promedio y que se ejecuta durante toda la temporada no esté disponible actualmente en TV-3.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba