Noticias

El Rey respalda la solicitud del gobierno e insta a la OTAN a abordar también las amenazas del sur.

Se habla tanto del pasado como del futuro. España cumplió este lunes 40 años como miembro de la OTAN, pero en menos de un mes acogerá en Madrid una “cumbre histórica”, que estará marcada por el conflicto en Ucrania. La cumbre que, en palabras del secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, “reajustará” el camino de la Alianza para la próxima década, además de contemplar la acogida de dos nuevos países, Suecia y Finlandia. “Para la España de 1982, la OTAN era el futuro”, dijo el Rey en el acto conmemorativo del 40 aniversario. Madrid sentará las bases de la futura OTAN en 2022”.

El discurso de Felipe VI en el Teatro Real de la capital, que duró poco más de hora y media y fue pronunciado ante 300 invitados, entre ellos funcionarios estatales, siete ministros del Gobierno (ninguno de Unidas Podemos), los expresidentes Felipe González, José Mara Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y cuatro exsecretarios generales de la OTAN, se mezclaron con Pedro Sánchez y Stoltenberg. Por un momento «crucial», la Alianza pasa, determinando su futuro. Sin embargo, en su discurso, el Monarca planteó un tema crítico para el Ejecutivo, que el líder socialista había subrayado anteriormente: la necesidad de proteger no solo el flanco oriental frente a Rusia, sino también el barrio sur de nuevas amenazas. Este será un tema importante de debate en la cumbre de Madrid los días 29 y 30 de junio.

“España comparte plenamente, y en este momento aún más, la importancia crítica de mantener una sólida disuasión y defensa en nuestro flanco oriental”, aseguró el Rey, y añadió que nuestro país está ayudando a “hacer efectivo este compromiso” reforzando las capacidades militares. en Europa del Este. “Sin embargo, para nuestra seguridad colectiva, la Alianza debe prestar mayor atención a los desafíos de la dirección estratégica del sur, donde el terrorismo de base yihadista amenaza directamente a nuestras sociedades y, además, donde otros actores, tanto estatales como no estatales, que no compartir los valores consagrados en la Carta de las Naciones Unidas para intentar hacerlo indirectamente”. España advierte de que las amenazas no sólo vienen de Moscú, sino también del Magreb y el Sahel. Además, Rusia está expandiendo su presencia en África a través del grupo Wagner, una fuerza paramilitar privada que ayuda al Kremlin a extender sus tentáculos.

Sánchez ha insistido, como volvió a hacer el lunes en el Teatro Real, en que la cumbre de Madrid, que calificó como «una de las más trascendentales» en los 73 años de historia de la OTAN, debe servir para «impulsar la estrategia de 360 ​​grados». Dicho de otro modo, una Alianza que se defiende de las amenazas por todos lados y flancos. También debe enviar un «poderoso mensaje de unidad y complementariedad entre la UE y la OTAN». “No hay otra manera”, dijo, y agregó que “fortalecer la Alianza del Atlántico” la hará “más fuerte y más efectiva”. España, añadió, hará su parte aumentando su presupuesto de defensa.

“Faro y guía eficaz”

En este sentido, el Rey Felipe VI ha señalado que la cumbre de Madrid debe “ofrecer las herramientas y respuestas que requiere la OTAN” para “hacer frente a todos los retos comunes”, tal y como se refleja en el Concepto Estratégico, documento que marcará las directrices de la organización para la próxima década. Durante los próximos diez años, el Concepto Estratégico de Madrid, como se le llamará, debe servir como un “faro y guía efectivos”. España contribuirá a que la Alianza que surja de este encuentro sea “más fuerte, más inteligente, más eficiente y, por tanto, mejor preparada y equipada para afrontar colectivamente un nuevo entorno de seguridad más complejo”, como prometió el Monarca.

Para lograr este objetivo, España argumenta que deben “asociar de manera efectiva a la OTAN y la UE”, porque ambas organizaciones “comparten las mismas amenazas y desafíos”, y solo “trabajando juntas, reforzándose y complementándose, será posible crear las sinergias estratégicas necesarias para abordarlos de manera efectiva”.

Porque acogió una cumbre de la Alianza por primera vez hace 25 años, en 1997, y en ese momento se abrieron las puertas a nuevos miembros (dos años después se incorporaron República Checa, Hungría y Polonia), Madrid volverá a ser “testigo de otro punto de retorno.» La OTAN ahora tiene 30 miembros (32 cuando se unen Suecia y Finlandia), y el Rey enfatizó que debe “restaurar ese mismo espíritu de hace 25 años”. Debido a que a las amenazas emergentes se suman las amenazas convencionales, España “agotará todos los esfuerzos” para que la cumbre del 29 y 30 de junio “sea un éxito”. Desafíos nuevos y viejos “Y vienen de todas las direcciones estratégicas y dominios operativos”, agregó, enfatizando el énfasis de Sánchez en la OTAN 360.

Orden mundial “en riesgo”

La invasión de Ucrania por Vladimir Putin obviamente ha alterado el contexto. El mundo se ha unido ante esta guerra, según el Rey, no solo porque está en juego su soberanía e integridad territorial, sino también porque está en juego la vida de miles de personas inocentes. Sin embargo, la “paz de todo el continente europeo y, por extensión, el orden internacional basado en reglas” que se ha construido durante décadas está en peligro.

Noticias relacionadas

Ante esa “seguridad amenazada por Putin”, dijo el presidente del Gobierno, es “imprescindible” aumentar el gasto militar: es necesario, ha argumentado, “reforzar las capacidades de disuasión”, para lo que será necesario “reforzar las capacidades de disuasión modernas, capaces y disponibles”. capacidades militares que solo se pueden adquirir con una mayor inversión en Defensa”. Sánchez no hizo más que reiterar su compromiso, esta vez de manera solemne y ante el líder de la OTAN, de aumentar el gasto militar para cubrir

“Voy a transmitir a los españoles que debemos hacer ese esfuerzo porque el coste de quedarnos de brazos cruzados mientras lo más elemental, lo más fundamental de nuestra sociedad, como es la libertad y nuestro modelo de convivencia pacífica y democrática, es mucho mayor. , justificó durante el acto institucional en el Teatro Real, que se celebró sin la presencia de ningún miembro del Gabinete de Unidas Podemos. Yolanda Díaz, la segunda vicepresidenta, no pasó el corte. A él se unieron siete ministros socialistas (Teresa Ribera, José Manuel Albares, Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska, Félix Bolaos, María Jess Montero y Luis Planas).

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba