Noticias

El nuevo salario de Rubiales ha sido aprobado por la Asamblea de la RFEF, que le avala.

Luis Rubiales calificó de “ruido y falsedad” los recientes informes sobre sus supuestas irregularidades como presidente de la Federación Española de Fútbol, ​​y culpó de las filtraciones a su tío, Juan Rubiales, su exjefe de gabinete. Rubiales, que había manifestado previamente que la Asamblea General de la RFEF sería el escenario para que diera las explicaciones solicitadas por el Gobierno y el CSD, defendió con éxito su gestión y recibió el apoyo abrumador de los asambleístas, que, entre otras cosas, aprobaron la la nueva retribución del presidente, que pasa a ser de 675.761,87 euros brutos (371.669,03 euros netos), más 3.000 euros brutos mensuales (1.650 euros netos) de ayuda a la vivienda.

Se elimina la parte de la ecuación que está sujeta a cambios por patrocinios o ingresos propios de la Federación.

Uno de los principales temas tratados por la Asamblea General de la Federación Española de Fútbol fue el nivel de apoyo de Luis Rubiales tras el descubrimiento de audios e información que ponían en peligro su integridad como presidente de la organización. Los votos proporcionaron la respuesta. Las propuestas de Rubiales no recibieron votos en contra, y no hubo preguntas en los turnos que lo permitieron. La Asamblea aplaudió las acciones de su presidente.

Rubiales se refugió detrás de dos escuderos para defender su administración. O tres, si se incluye a Alejandro White, presidente del Comité Olímpico Español, que aprovechó su primera intervención del día para expresar su apoyo explícito y reiterativo al presidente de la RFEF, completo con un abrazo. “Tengo plena fe en sus esfuerzos. Todo, el mismo día que una nueva información de El Confidencial pone en el punto de mira a Blanco al asegurar que presiona al Gobierno y al CSD para que no intervengan en la Federación al ser salpicado por las grabaciones de Rubiales.

La actuación de la RFEF en el contrato de la Supercopa con Arabia Saudí tuvo que ser defendida por Tomás González Cueto, el comisario de Control Exterior. “Los saudíes contrataron una empresa llamada Kosmos. Ese acuerdo de corretaje fue firmado. Sela es la empresa que pagó las comisiones que voluntariamente acordaron. En cuanto a las comisiones que recibe la empresa de Gerard Piqué y la propia Federación, ha afirmado que “esas comisiones no las paga ni las pagará la RFEF”.

También defendió el contrato frente a las reservas del Comité de Ética de la Federación: “Dieron informe favorable a la celebración siempre que se cumplieran una serie de condiciones”. No estoy seguro si los miembros de esa comisión vieron el contrato, pero estoy seguro de que contiene todos los factores condicionantes del contrato”.

“Según el acuerdo de la Asamblea de 1989, se pone a disposición del presidente una vivienda cuando su residencia habitual está fuera de la Comunidad de Madrid”, dijo Cueto sobre las controvertidas ayudas a la vivienda del presidente. El concepto de ayudas a la vivienda cambia en 2020. Se mantiene la ayuda aprobada en 1989, y la cuantía es fija sin incrementos anuales, pero se sugiere que la RFEF ya no proporcione vivienda al presidente, sino que pague una cantidad determinada y ponerlo a su disposición. Esto ya se ha logrado. El señor si la residencia habitual de Rubiales no estaría en Madrid si no fuera presidente de la Federación”.

La más reciente intervención comprometida fue la de Andrew Camps, secretario general de la Federación, quien intentó descarrilar la investigación de la Fiscalía Anticorrupción por la comisión de hasta cinco delitos: corrupción entre particulares, corrupción en los negocios, administración desleal, prevaricación administrativa y cohecho, que se puso en marcha tras una denuncia de hasta cinco delitos: corrupción entre particulares, corrupción en los negocios, administración desleal, prevaricación administrativa y cohecho. “No ha habido un solo euro público gastado en espionaje o monitoreo sindical”. La Federación no ha recibido fondos públicos ni un solo euro en fondos privados. Sobre el supuesto espionaje de David Aganzo, presidente de la AFE, afirmó: “La RFEF no tiene nada que ver en este tema y no ha pagado absolutamente nada”. En cuanto a las supuestas grabaciones de políticos y personalidades, Camps fue el primero en señalar a Juan Rubiales, tío del presidente y exjefe de Gabinete, como el autor de la campaña de desprestigio contra su sobrino, según información publicada este lunes en OK Diario: “Si cualquier empleado a título personal pudo llevar a cabo ciertas acciones ilícitas, deberían ser ellos los que respondan”. “Hemos iniciado una investigación”.

Rubiales, que no estuvo presente cuando se debatió y votó su nueva retribución, destacó esa posibilidad durante el debate sobre las cuentas de la RFEF: “Que los empleados de la Federación estén pasando información y atacando cuando estamos en el mejor momento de nuestra historia…”. La RFEF cubre un viaje de tres personas que trabajan en la Federación”, explicó el presidente sobre su polémico viaje a Nueva York, que fue costeado con fondos de la Federación. El primero soy yo, y los demás son colaboradores. Aparte de eso, la RFEF no se aplica. Es un viaje de negocios con reuniones que han sido totalmente acreditadas. Y eso es todo. Mutilan los nombres de dos colaboradores para dar la impresión de que viajaré solo. Soy responsable de mi trabajo y nada más”.

“Vamos a seguir con el rigor como bandera frente a la mentira y la manipulación”, dijo Rubiales antes de ser aplaudido por toda la Asamblea.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba