Noticias

El Consejo de Ministros aprobó los contratos de la OTAN que critican Podemos.

Los contratos para la organización de la cumbre de la OTAN fueron aprobados por el Consejo de Ministros del 26 de abril de 2022, que criticó a Podemos en rueda de prensa este lunes y utilizó para justificar la ausencia de sus ministros en el acto conmemorativo de la entrada de España en la Alianza Atlántica , que se celebró en el Teatro Real de Madrid a cargo del Ejecutivo. El Rey presidió el acto, en el que participó Jens Stoltenberg, secretario general de la Alianza.

En rueda de prensa este lunes, el portavoz morado, Javier Sánchez Serná, acusó al ala socialista del Gobierno de “elegir a dedo” los 37 millones necesarios para organizar la próxima reunión anual de la Alianza Atlántica, que se celebrará en Madrid los días 29 y 30 de junio en el Ifem. recinto ferial. Estos contratos, por otro lado, cuentan con el visto bueno del Consejo de Ministros, lo que significa que cuentan con el apoyo de todos los ministros de Unidas Podemos así como de la secretaria general del partido y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Este órgano colegiado aprobó un acuerdo por el que se autoriza al Ministerio de Asuntos Exteriores a contratar la cesión temporal de espacios y prestar servicios y suministros para la cumbre por un valor estimado de 29.752.066,11 euros, tal y como se indica en la referencia de la reunión (el texto que recoge todos los acuerdos adoptados por el Gabinete).

El Gobierno ha aprobado un contrato por valor de 29,7 millones de euros para la cesión temporal de espacios, así como la prestación de servicios y suministros para la organización de la cumbre. El Departamento del Interior gastará 1,9 millones de dólares en seguridad.

En la misma reunión se aprobó que el Ministerio del Interior adquiera los materiales necesarios para organizar el dispositivo policial para la seguridad de esta importante reunión de la OTAN, que debe actualizar su proyecto estratégico y ha cobrado aún más protagonismo a raíz de la decisión de Rusia invasión de Ucrania y Suecia y la solicitud de Finlandia de unirse a la Alianza Atlántica debido a la amenaza de Vladimir Putin. La suma fue de 1.956.564,52 euros en esta instancia. Como resultado, el total asciende a 31.708.630,6€. No los 37 millones que reclamaba Podemos en una nota de prensa emitida antes de que el Gobierno aprobara los acuerdos. Según fuentes extranjeras, no hay más artículos disponibles que los consignados hace un mes. O sea, 31,7 millones, no 37 millones, es el monto autorizado.

Tal y como se recoge en la resolución del Consejo de Ministros de 26 de abril, por tratarse de contratos por valor superior a 12 millones de euros, se requería la aprobación previa de este órgano, de acuerdo con el artículo 324.1 a) de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

Díaz no hubiera asistido

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la propia portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha dado cuenta del acuerdo, destacando que la celebración de este acto tendrá un impacto económico positivo en Madrid por el volumen de personas que se desplazarán a la ciudad , así como el valor “incalculable” de organizar este evento en términos de reputación internacional en el contexto global “tan especial” actual.

El premio se dio “a dedo”, según Podemos. El gobierno señaló en su momento que “la adjudicación del contrato se realizará por el procedimiento negociado sin publicidad” porque se trata de “la protección de intereses esenciales para la seguridad del Estado”, tal como lo establece el artículo 168. a) Contrato ley para el sector público, tercero. Este tipo de contrato se crea cuando se declara “secreto o reservado”, “o cuando su ejecución debe ir acompañada de medidas especiales de seguridad”, o “o cuando se requiere la protección de los intereses esenciales de la seguridad del Estado”.

El hecho de que los contratos se adjudiquen “a dedo” es algo que se puede criticar. Es un contrato secreto negociado porque está respaldado por la ley para contratos reservados o su ejecución requiere seguridad adicional.

Estos contratos han sido utilizados por el ala púrpura de la coalición para justificar su ausencia de la cumbre de la OTAN. Ninguno de sus ministros acudió este lunes al acto del Gobierno conmemorativo de la entrada de España en la Alianza Atlántica, a pesar de que fuentes de Monclo aseguran que solo estaba invitada la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que no asistió por una cita médica, dependiendo de su entorno. Aseguran a su equipo que aunque hubiera podido asistir, no hubiera querido porque el asunto es “sensible” por el rechazo de Unidos Podemos por parte de la Alianza.

A pesar de que Podemos había refrendado los contratos del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Ministerio del Interior en el Consejo de Ministros el día anterior, el Gobierno había sido duramente reprendido por Podemos, que afirmaba que España se enfrenta a importantes retos para albergar un “ cumbre militarista”. Afirmaron, como hicieron el lunes, que el dinero se destinará a reforzar el escudo social y los servicios públicos (los dos contratos suman 31,7 millones de euros, no los 37 que indica la formación morada).

Noticias relacionadas

En un momento en el que al exterior sólo se proyectaba ruido, el PSOE intentó, como tantas veces había hecho antes, limar la división patente entre los miembros del Ejecutivo. Pese a la ausencia de los miembros morados del Ejecutivo en el acto de este lunes, el portavoz socialista, Felipe Sicilia, ha declarado en la sede federal del partido en la calle de Ferraz de Madrid que «respeta absolutamente la decisión que puedan tomar los ministerios», pero Agregó que “está claro cuál es el compromiso del Gobierno y de su presidente para reforzar la Alianza Atlántica”.

El Consejo Atlántico acordó delegar en Madrid la responsabilidad de organizar la cumbre de 2022, según el diputado jiennense. Según EFE, “nadie duda de la necesidad de reforzar la seguridad en este momento”, especialmente ante la “amenaza” de Rusia a la “estabilidad” de Europa, que “hoy está garantizada por la OTAN”. “No saben dónde están”, se enfureció entre la dirección socialista. Se disparan el uno al otro. Pero lo peor es que nos arrastran con ellos”, expresó con pesar un miembro de la cúpula.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba