Noticias

Desde 2018, el gobierno ha invertido más en Cataluña que en cualquier otra región, según el gobierno.

La inversión del Estado en Cataluña ha resurgido en el discurso político. El informe de la Intervención General del Estado (IGAE), que muestra que el Estado solo completó el 36% de las inversiones comunitarias previstas, ha irritado a los aliados nacionalistas del Gobierno, que llevan años quejándose del maltrato del Ejecutivo a las infraestructuras.

Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha reunido este miércoles con Pere Argonés, presidente de la Generalitat, y Jordi Puigneró, ministro de Territorio y vicepresidente del Gobierno, para intentar calmar los ánimos. Según fuentes del ministerio, durante la reunión, el ministro de Transportes tendió la mano al presidente de la Generalitat para agilizar la ejecución de las inversiones previstas en la comunidad autónoma.

Sánchez también ha recordado a Aragonese el «esfuerzo inversor» del Gobierno en Cataluña desde la llegada al poder del Partido Socialista. Desde junio de 2018, cuando se aprobó la moción de censura de Mariano Rajoy, se han invertido en autonomía más de 3.700 millones de euros, según el ministro, lo que la convierte en la mayor cifra de inversión de España. Tras el acto de presentación de la oficina de Google en Barcelona, ​​el encuentro duró entre 20 y 30 minutos.

Ambas partes han acordado convocar una nueva reunión de la comisión de seguimiento de infraestructuras, en la que se tratará el estado de la construcción de infraestructuras en Cataluña, así como la necesidad de agilizar determinados proyectos en curso.

Durante meses, la Generalitat ha estado solicitando no solo más inversiones en infraestructura, sino también más habilidades del gobierno central. Cataluña, por ejemplo, está instando al Gobierno a finalizar el traspaso del servicio ferroviario de Cercanas. Los trabajadores de Renfe y Adif se oponen a la medida, creyendo que resultará en una división de las dos empresas públicas.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba