Noticias

Cuando se descubran nuevos contratos, la macrocausa contra Villarejo podría llegar al medio centenar de investigaciones.

El caso Tándem, en el que se investigan las cloacas policiales y el principal imputado es el excomisario José Manuel Villarejo, tiene ya casi el doble de piezas en manos del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón. Para ello cuenta con un nuevo oficio policial, en el que se le informa de 33 cesiones de las que antes no tenía conocimiento o que habían sido objeto de una investigación individualizada.

Hasta el momento, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha abierto pieza por cada una de las órdenes firmadas por el expolicía con empresas y particulares para espiar a competidores o familiares con los que tiene enemistad. El más reciente, el número 33, es por una supuesta misión de espionaje sobre el cónsul de Letonia en Barcelona, ​​Xavier Vinyals, despedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores en 2016 por su vinculación con el independentismo y, en concreto, con el expresidente catalán Carles Puigdemont. El juez escuchará las declaraciones de los cuatro acusados ​​el 6 de julio.

Reimponer

Entre las restantes piezas abiertas se encuentran las tres por las que está siendo juzgado en la Audiencia Nacional (Tierra, Hierro y Pintor), así como las que involucran a grandes corporaciones (como BBVA o Iberdrola) y Kitchen, en las que el espionaje de del que fue víctima el extesorero del PP está siendo investigado por Luis Bárcenas durante el sexenio de Mariano Rajoy.

El juez debe decidir ahora si reabre o no la causa contra María Dolores de Cospedal, la exsecretaria general del PP, como pide el PSOE. Para realizar una declaración, se dirigió a Anticorrupción, que actualmente cree que las grabaciones no aportan elementos distintos a los ya conocidos con suficiente relevancia para volver a imputar al exdirigente del PP, después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmara la decisión del magistrado de exonerarlo. su.

viejos conocidos

La policía informa al juez, en su último despacho, de “la existencia de proyectos de investigación/inteligencia asumidos por el principal investigado (…) a cambio de dinero”. Para llevarlo a cabo, “se accede a registros públicos y privados de acceso restringido, y se adoptan diversos procedimientos de investigación que restringen derechos”. Tres proyectos han sido «rechazados», uno ha estado «inactivo» y dos han sido puestos en «espera» entre los 33.

ILH, siglas con las que siempre identifican al marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, pero también a Fernando Martín Álvarez, fundador de Martins Fades, a quien Villarejo supuestamente espió en nombre del BBVA, entre ellos.

También está la orden de que en 2010 un empresario afincado en Málaga llamado José Ramón Carabante, que saltó a la fama tras promocionar al equipo Hispania Racing de Fórmula Uno. Le pidió que barriera las llamadas telefónicas de su amigo Trinity Casonova, con quien se vio envuelto en un arbitraje tras comprar el Grupo Hispania por 100 millones de euros, según las agendas y según informa este diario.

citas

Noticias relacionadas

Si bien estas vías de investigación aún no han sido abiertas, el excomisionado ya tiene una larga lista de citaciones programadas para las próximas semanas. Deberá comparecer el miércoles ante la Audiencia Nacional para declarar por la pieza abierta a raíz de una denuncia presentada en su contra por Francisco Marco, el propietario de la agencia de detectives Método 3. Según Europa Press, lo acusa de fabricar pruebas para persuadirlo de que mantenga registros en su sede y los use para robar información confidencial.

Lo hará el jueves en la pieza King, que dio inicio al procedimiento y analiza la entrada de inmigrantes ecuatorianos a España. También aparecerán Francisco Menéndez, empresario, y David Rodríguez Vidal, excolaborador del CNI y la Policía. Como se evidencia en el juicio en curso, de ellos nació la denuncia que desató el caso Villarejo. Lo hará el 10 de junio en un artículo que analiza cómo vendió la información que tenía en su poder al mejor postor mientras estaba en prisión preventiva.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba