Noticias

Bocados de sostenibilidad

El Hotel Torre de Galizano está situado en plena naturaleza cántabra, en el solar de un antiguo palacio indiano de estilo renacentista montañés, a un paso de las playas protegidas de Langre y Galizano, Loredo y Somo, y a escasos veinte kilómetros de el Parque Nacional de Cabárceno y otros puntos de interés como Santoa, Santillana del Mar y Santander.

Su nombre hace honor al pequeño pueblo de Galizano en el municipio de Ribamontán al Mar, y ofrece desde 2019 con la pandemia de por medio un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y la buena cocina. Marcos y Javier Maraón Viadero, hermanos, son quienes lo hacen posible. El primero es el director del hotel y restaurante, y el segundo el chef del restaurante. El restaurante gastronómico La Torre by Maraón son finalistas al premio a Mejor Restaurante Sostenible en la última edición de Madrid Fusión gracias a un proyecto único centrado en la sostenibilidad.

Productos de kilómetro cero

Javier Marón, discípulo de Martín Berásategui, Eneko Atxá e Hilario Arbelàit, ofrece una cocina muy personal y respetuosa con el medio ambiente. La Torre cuenta con su propio huerto-invernadero donde se cultiva el preciado tomate galizano, una variedad rara y sabrosa, así como lechugas, pimientos, coles, calabacines y otros productos de kilómetro cero. ya tienen animales que la familia cría en una granja cercana y que les proporcionan huevos frescos y carnes de primera calidad. Los ingredientes restantes provienen de proveedores locales de renombre.

La lubina a la sal con salicornia es una de las estrellas de la carta. “Es una lubina sostenible producida en aguas del Atlántico por Aquanaria (empresa cántabra) para la alta cocina”, explica Javier Marón. El resto, según el mercado, pescado del Cantábrico, y carne de vacas Charolais y Wagyu criadas en libertad, junto al mar, y alimentadas con hierba y piensos naturales. También destacan los Quesucos de Cantabria (quesos puros de vaca, oveja, cabra o tres leches madurados en cueva), que se elaboran íntegramente a mano.

Chef Javier Marañón preparando uno de sus platos

Torre de Galizano se construyó con una filosofía sostenible y respetuosa con el medio ambiente desde el principio. «En su construcción se utilizaron materiales reciclados (suelo cerámico, aluminio…), se reforzó el aislamiento, se instaló un sistema de regeneración de aire purificado y se optó por energías renovables, con la geotermia como principal fuente de energía, en lugar de combustibles contaminantes,» Marcos Marón explica.

La energía geotérmica se extrae a través de tanques enterrados a 200 metros bajo tierra que extraen el calor del subsuelo y lo convierten en energía, que luego se redirige y distribuye por todo el complejo, cubriendo alrededor del 75% de los requisitos de calefacción y refrigeración del complejo. El ahorro energético también se consigue mediante el uso óptimo de la luz solar, que reduce el consumo de luz artificial, y el uso de equipos de bajo consumo, luces LED, acumuladores, recarga de vehículos eléctricos y, eventualmente, paneles solares, en todo el edificio. Además, el agua de lluvia se recoge en una cisterna y se purifica con el agua residual para que pueda utilizarse con fines no consumibles como el riego o la limpieza.

«Nos dedicamos a un proyecto turístico de calidad que acerque visitantes a una región única rica en patrimonio natural, cultural y gastronómico, además de generar empleo y fomentar el consumo de productos locales. Nuestro objetivo es mantener vivas nuestras raíces trabajando y viviendo en la misma ubicación geográfica que cinco generaciones de nuestra familia antes que nosotros”, explican los hermanos Marón.

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba